Facebook
Twitter
última hora
Noticia
21.03.2017
Una contrareloj para cambiarlo todo

¿Cómo pueden 42 kilómetros de una etapa de contrarreloj despertar más dudas y temores que una etapa de 180 kilómetros con cinco puertos de montaña?

Puede parecer curioso y hasta contradictorio que un recorrido corto, sin pendientes sostenidas de subida, y sin la tensión que provoca controlar los 200 ciclistas de un gran grupo, pueda acabar con diferencias de tiempo tan significativas entre equipos World Tour. De hecho, una CRE puede acabar con las aspiraciones de los jefes de filas si éstos no cuenta con una plantilla de compañeros especialistas en rodar en contra del electrónico.

En este sentido, ayer en la presentación de equipos aprovechamos para conocer las sensaciones de los corredores sobre los objetivos y perspectivas que tenían para esta Volta Catalunya. No es ninguna sorpresa que los equipos y los corredores que tienen como objetivo la clasificación general vean en la contrareloj por equipos la peor de las amenazas para sus intereses.

"La contrareloj por equipos será crucial", así de claro y contundente se posicionó Alberto Contador (Trek Segafredo) en declaraciones al diario Marca. No se puede dudar de la clase y la experiencia de Contador, pero sus declaraciones reflejan la sombra de la duda sobre el potencial del equipo cuando tienes que competir con equipos con plantillas de alto rendimiento en contrareloj como el Sky, BMC o Movistar.

Siguiendo esta línea, Dani Navarro (Cofidis), quitaba importancia a la primera etapa: los grandes líderes se la jugarían después de la CRE. Navarro, risueño, prometió batalla después de la segunda etapa, a buen seguro, que los aficionados de las dos ruedas estarán a la expectativa de ver el salmantino animando la carrera.

El inefable rol que se les atribuye a los gregarios y la tensión que soportan de sentirse responsables de las posibilidades del líder y del equipo, les terminan sometiendo a la presión; terminar el día con la responsabilidad de no haber podido ayudar a su líder, y en definitiva para todo aquello por lo que recibe un sueldo, pasa factura en el estado de forma de los mismos y de la tendencia competitiva de todo el equipo.

Crónica de la segunda etapa de la Volta Catalunya  

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación.